Laboratorio de Juegos

Lunes, 22 Mar, 2010

Ghost Stories: Everybody was kung-fu fighting

Filed under: Material Adicional — Etiquetas: , , , — arusem @ 19:17

El próximo laboratorio de juegos de la Tecla Sala está dedicado a Ghost Stories, un juego muy divertido con un trasfondo que recuerda a películas del estilo de Una historia china de fantasmas. Para ir abriendo boca, explicaremos algunos conceptos que son inútiles a la hora de jugar pero que pueden ser interesantes para los despistados:

Taoísmo

En Ghost Stories, cada jugador controla a un monje taoísta con la misión de defender la aldea frente al ataque de la encarnación del terrible Wu-Feng. Como buenos taoístas, los jugadores percibirán la amenaza de Wu-Feng como algo inevitable, debido al carácter maligno de Wu-Feng y sus fantasmas (no se ostenta el cargo de Señor de los Nueve Infiernos siendo una monjita).

El taoísmo es un elemento importante de la vida religiosa china desde hace miles de años. Se desarrolló a partir de las corrientes filosóficas impulsadas por Lao Tse y sus discípulos. Aunque ha asumido diferentes formas en el curso de su larga historia, la base general del Taoísmo radica en la búsqueda de la plenitud a través de un camino (Tao), una unidad inalterable subyacente al mundo material que mantiene el orden natural de todo lo que nos rodea. El primer principio del modo de vivir taoísta es no oponerse nunca a las leyes fundamentales del universo. Esta actitud ante la vida pretende generar una conducta sin esfuerzo. Esto no quiere decir “no hacer nada”, se trata más bien de evitar que las acciones que se ejecutan no sean espontáneas. El ejemplo que ponen los taoístas es el de una planta que se inclina hacia la luz del sol instintivamente, sin esfuerzos innecesarios, sin cálculos previos. El taoísta no contempla el mundo a través del sufrimiento, ni del miedo o la esperanza, sino que lo percibe como un objeto único.

Tao

Sólo hay un camino para vencer: alcanzar la armonía que subyace al universo y lo gobierna. Y para eso hay que evitar que Wu-Feng regrese de entre los muertos.

La palabra china tao significa ‘camino’ en sus diferentes acepciones: vía, sendero, manera de vivir o método. El taoísmo percibe la realidad natural como un ciclo incesante que circula desde el Tao hasta la miríada de criaturas, y que regresa al Tao para renovarse según se suceden las estaciones de la Naturaleza. Adaptándose al camino de ésta, los hombres alcanzan la unión eterna con el Tao. El Tao es el proceso mismo de transformación de la Naturaleza, la razón inherente a todos los seres, la síntesis suprema de todos los contrarios que se resumen en la contradicción-raíz Yin-Yang.

Yin / Yang

¿Es Wu-Feng ‘malo’ y los monjes controlados por los jugadores ‘buenos’?. Podemos pensar que cada uno se limita a representar su papel. Wu-Feng  (Yin) simplemente sigue los mandatos de su esencia. Los monjes (Yang) simplemente buscan restablecer el equilibrio que Wu-Feng intenta romper. No hay bien, no hay mal, las amenazas no son ni grandes ni pequeñas, simplemente son. Los monjes deberán de seguir su naturaleza y combatirlas, fluyendo en un intento de equilibrar la vida y la muerte. Esto no quiere decir que haya que exorcizar a todos los fantasmas a la vez. Recordad: “El búfalo es grande y poderoso, y sin embargo no caza ratones” (o lo que es lo mismo: enfrentaos primero a los fantasmas que encantan o maldicen, los otros que esperen).

El concepto del Yin y del Yang va ligado al funcionamiento del Tao. Para entenderlo hay que remontarse a las ideas esenciales del I Ching. De aquí es de donde Lao Tse extrajo el concepto de acción recíproca del Yin (lo negativo) y del Yang (lo positivo), desarrollándolo posteriormente. Lao Tse defiende la idea de que la multitud de objetos (aparentemente separados) que vemos, forman parte de una sola unidad última: el Tao. Estos términos sirven para clasificar las realidades y las relaciones que componen el mundo tal como lo ven los taoístas. Chuang Tse, otro de los grandes representantes del taoísmo, añadió al concepto de los polos complentarios la idea de que eran una misma cosa. De esta manera, según su interpretación, no existe diferencia alguna entre el bien y el mal, ya que no existe ningún criterio universal válido para distinguirlos.

Qi

Cuando el Qi (pronunciar ‘txi’) reside en el corazón, el hombre se hace inteligente, alcanza la sabiduría. Cuando se pierde el Qi, la vida se agota, sobreviene la muerte y Wu-Feng se alza con la victoria.

El Qi, que se podría traducir como ‘soplo vital’, hace referencia a la energía que da vida a todos los seres del universo. Es uno de los ‘tres tesoros’ del taoísmo (esencia, vitalidad y espíritu). El principal objetivo de las técnicas de autocontrol cultivadas con la meditación, el ritual, la dieta, el ejercicio, etc… es trabajar el Qi para alimentarlo y que esté en armonía con las fuerzas del universo. El Qi fluye en el cosmos y en el individuo como fuerza del Tao. Las malas costumbres y la debilidad moral pueden reducir el flujo del Qi. Mantenerse interiormente en reposo o suprimir los deseos, lo conservan.

Wuxia y Shenguai

El Wuxia (武侠) es un género de ficción literaria cuyos protagonistas son héroes con amplios conocimientos de las artes marciales. Su popularidad hizo que saltara a otros ámbitos fuera del literario, como el arte, el cine, el teatro, la televisión, los cómics, etc. A lo largo de su historia el Wuxia ha evolucionado, fusionándose en ocasiones con otros géneros. En lo que se refiere al ámbito cinematográfico, es fácil de reconocer el Guzhuang (古装), historias de época en las que se guarda un cuidado especial a la hora de recrear el vestuario, o el Shenguai (神怪), historias de fantasmas y espíritus.

Quizás, la película que más rápido viene a la memoria del género Shenguai es Sien nui yau wan (Una historia china de fantasmas), dirigida por Siu-Tung Ching en 1987. En esta historia de culto, un joven recaudador de impuestos se verá forzado a pasar la noche en un templo encantado donde se enamorará de una misteriosa mujer. Desgraciadamente dicha mujer es, en realidad, un espíritu que se dedica a capturar almas puras para el gran Señor de las Tinieblas. Por supuesto, el enamorado recaudador tratará de liberar al espíritu del cual se ha enamorado, aunque para ello tenga que ir al mismísimo infierno (acompañado por un monje taoista experto en la lucha con la espada y con evidentes inclinaciones alcohólicas).

Ni que decir tiene que es imposible jugar a Ghost Stories sin tener en mente las imágenes de Una historia china de fantasmas.

Los protagonistas de 'Una historia china de fantasmas'

Otras películas que os pueden servir para crear ambiente son: la segunda y tercera parte de Una historia china de fantasmas, El reino prohibido, Kung Fu contra los siete vampiros de oro (esta es especialmente kitsch :-)) o Tarzerix, la historia de los dioses chinos.

Cualquier película Wuxia también servirá: Tigre y Dragón, Hero, La Casa de las Dagas Voladoras

El próximo día, haremos una pequeña reseña del juego y explicaremos la mecánica.

Hasta pronto!

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: