Laboratorio de Juegos

Sábado, 27 Mar, 2010

Ghost Stories: La Reseña

Filed under: Reseñas — Etiquetas: , — arusem @ 13:23

Ghost Stories

Jugadores 1 a 4
Duración: ~60 minutos
Edad Recomendada: 12+
Complejidad: Baja

Ficha BGG.
Página de la editorial.
[························]

Muchos han caído para poner fin al reinado del terror de Wu-Feng, Señor de los Nueve Infiernos. La urna funeraria que contenía sus cenizas se enterró en el cementerio de una aldea del Reino Medio. Los años pasaron, las generaciones se sucedieron y los vivos olvidaron su herencia maldita.

Encerrado en los Infiernos, Wu-Feng no ha olvidado en absoluto. Su incesante búsqueda le ha permitido localizar el receptáculo. La sombra de su encarnación se extiende sobre los aldeanos, inconscientes del peligro que los amenaza.

Afortunadamente, los monjes Taoistas (Fat-Si) vigilaban, guardando la frontera entre los vivos y los muertos. Armados con su coraje, su fe y sus poderes, tratarán de enviar a Wu-Feng de vuelta a los Infiernos.

Ghost Stories es un juego cooperativo: los jugadores tendrán que colaborar para obtener la victoria frente a un enemigo común: Wu-Feng. Esto es algo que habrá que tenerse en cuenta antes de comenzar a jugar a Ghost Stories ya que, como en todos los juegos de este tipo, el carácter cooperativo marcará la sesión de principio a fin. Aquí, el temperamento de cada uno de los jugadores tendrá mucho que ver con la sensación que cada uno extraiga del juego, por lo que es conveniente escoger a los compañeros de partida con un poco de celo. Y, como decimos siempre, no hay que olvidarse de pasarlo bien. 🙂

La mecánica

(a grandes rasgos)

Cada jugador controlará a un monje taoista con la misión de defender la aldea de los ataques de Wu-Feng y sus fantasmas.  Este ejército infernal está representado por un mazo de cartas del cual iremos robando cada turno. Perderemos la partida si todos los monjes mueren, si huyen más de tres aldeanos del pueblo o si no somos capaces de expulsar la encarnación de Wu-Feng antes de que se agote el mazo de fantasmas.

Vayamos por partes:

Los monjes:

Los monjes, preparados para repartir paz y amor.

Cada jugador controla a un monje Taoista. Este monje, además de coraje y fe, dispone de un poder para hacer frente al ataque de Wu-Feng. Al principio de la partida se escogerá uno de los dos lados de los tableros individuales de cada jugador, lo que determinará el poder que podrá usar durante la partida. Algunas de las posibilidades son:

  • Mantra de debilitamiento: El monje amarillo puede colocar un mantra escrito sobre los fantasmas, reduciéndoles en uno la resistencia al exorcismo.
  • Danza de los vientos gemelos: Despues de desplazarse, el taoista rojo puede mover a otro monje, siguiendo las reglas normales de movimiento.
  • Viento celestial: El taoista azul puede intentar un exorcismo y, además, pedir la ayuda de un aldeano. Todo en el mismo turno.
  • El favorito de los dioses: El monje taoista verde puede volver a lanzar los dados Tao al intentar un exorcismo. También puede volver a lanzar el dado de Maldiciones.

Aparte de sus habilidades, cada monje comienza el juego con 1 marcador Tao de su color, que le ayudará en los exorcismos, 1 marcador Ying-Yang, que le permitirá forzar sus límites en un momento de la partida, y cuatro marcadores Qi, que representan su fuerza vital. Si se pierden todos los marcadores Qi, el monje muere.

Los aldeanos:

El Altar Taoísta, el Pabellón del Viento Celeste (encantado) y la Tetería.

La aldea está formada por nueve losetas que se colocan al azar al comienzo de la partida. En cada uno de las nueve “barriadas” hay un edificio emblemático, atendido por un aldeano que prestará ayuda a los monjes que lo soliciten. Por ejemplo:

  • Altar taoista: Gracias a sus rituales de protección, los fieles discípulos de este pequeño templo ayudarán a los monjes a expulsar un fantasma que haya conseguido encantar otro barrio de la ciudad, provocando que los aldeanos vuelvan a la localización encantada.
  • Pabellón del viento celeste: Si los monjes le piden su ayuda, la Señora de los Vientos moverá uno de los fantasmas que estén atacando la aldea a otra posición. A continuación hará lo propio con uno de los monjes.
  • Tetería: La buena noticia es que, si los monjes entran en este establecimiento podrán tomarse una taza de té (ganarán un marcador Tao y un Qi). La mala noticia es que mientras lo hacen vendrá un nuevo fantasma a atacar la aldea. No puede uno ni relajarse…
  • Templo Budista: Dentro del templo budista hay dos pequeñas estatuas de Buda que los monjes podrán pedir prestadas. En turnos posteriores, los monjes que tengan en su poder una estatua, podrán colocarla en alguna de las entradas al pueblo, protegiéndolo de los ataques.

Los fantasmas:

Han San Ping a punto de exorcizar a un fantasma encantador.

Para exorcizar a un fantasma, el monje tiene que hacerle frente y conseguir igualar la resistencia del fantasma en una tirada de dados (si fuera necesario también podría añadir a la tirada los marcadores Tao que tuviera). Si se consigue el Tao correcto, el Yin-Yang se equilibra y el fantasma es expulsado de este plano.

Los espíritus que atacan la aldea tienen algunas características comunes:

  • Resistencia frente a los exorcismos.
  • Habilidades de tres clases:
    • Las que se disparan al poner el fantasma en juego.
    • Las que se disparan durante el ataque a la aldea.
    • Las que se disparan cuando son exorcizados.

No todos los fantasmas tienen habilidades que se activan en las tres situaciones mencionadas Algunos sólo actúan en un momento dado del turno. Los que más suelen molestar son los que tienen la habilidad de Encantar (si consiguen entrar en la aldea provocarán que los aldeanos huyan, dejando de prestar su ayuda a los monjes) y los que tienen la habilidad de Maldecir (los resultados de las maldiciones los dicta un dado y, generalmente, no son agradables).

La secuencia de cada turno:

Los turnos siguen una estructura muy sencilla, dividida en dos fases (Yin y Yang):

  • Fase Yin:
    • Los fantasmas con la habilidad de Encantar avanzan hacia la aldea (o encantan una localización, si consiguen entrar).
    • Los fantasmas con la habilidad de Maldecir, lo hacen (se lanza el dado de las maldiciones para ver el resultado).
    • El jugador tiene su tablero invadido de fantasmas?
      • Si la respuesta es , mala cosa: demasiados fantasmas provocan el colapso del monje, que pierde un marcador de Qi. Si no le quedan marcadores, el monje muere.
      • Si la respuesta es No, mala cosa también (este juego es así): se destapa un nuevo fantasma que se unirá al ataque.
  • Fase Yang:
    • El monje puede, si quiere, desplazarse de una localización de la aldea a otra.
    • El monje puede realizar sólo una de dos posibles acciones:
      • Pedir ayuda a los aldeanos que atiendan la localización donde se encuentre el monje taoista.
      • Intentar el exorcismo de un fantasma (o de dos, dependiendo de su localización).
    • Por último, si el monje hubiera recogido con antelación una estatua de Buda del templo, podrá colocarla para proteger de los fantasmas una de las entradas a la aldea.

Destaca

Las primeras partidas son bastante difíciles. Un par de exorcismos que no salen bien, un par de fantasmas de los que invocan más fantasmas cuando entran en juego y… todo se acelera cuesta abajo. De pronto, sin saber muy bien cómo, te das cuenta de que te han entrado hasta la cocina y media aldea ha huído ante los ataques. Y ni  siquiera ha hecho falta que aparezca Wu-Feng en persona. ¿Qué has hecho mal? En realidad nada. Simplemente es que hacen falta algunas partidas más para depurar la técnica.

El hecho de ser cooperativo puede no gustar. El problema que se les achaca a este tipo de juegos es que los jugadores con más experiencia (o con más partidas a la espalda) suelen dirigir las acciones del resto. No tiene porqué pasar, pero a veces ocurre. Como ya dijimos al principio, no hay que olvidarse de pasarlo bien.

Las primeras partidas suelen acabar en derrota absoluta. Pero cuando los jugadores consiguen ganar… Oh là là. Toda victoria en Ghost Stories deja un regusto épico que no se olvida en mucho tiempo. Sin duda recordaréis vuestra primera victoria frente a Wu-Feng, ;-).

Los componentes son de bastante calidad.

Pese a que el juego no se distribuye en castellano, Fran F G hizo en su día una estupenda traducción del reglamento.

Más opiniones

Dos fotos

Los componentes del juego son, más o menos, así.

(la foto es de Michel van Peenen)

Así es la edición en 3D que tenían en el Festival International des Jeux de Cannes 2010

(la foto es de La Ficha Roja)

Impresionante el 3D, eh?

Ale, por esta semana, nada más.

Cuando volvamos de nuestro retiro espiritual preceptivo hablaremos de las dudas más frecuentes que se plantean al jugar a Ghost Stories. Mientras tanto, si se aburren y nos echan de menos, jueguen con globos, lancen hechizos o beban pociones.

Hasta pronto!

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: