Laboratorio de Juegos

Miércoles, 9 Feb, 2011

Hansa Teutonica: Estrategias básicas

Filed under: Material Adicional — Etiquetas: — arusem @ 10:45

Las partidas de Hansa Teutonica duran aproximadamente una hora. Esto quiere decir que no tendréis demasiado tiempo para desarrollar alternativas si vuestra estrategia sale mal.

La propia dinámica del juego incita al enfrentamiento continuo: el primer jugador lleva ventaja y si escogéis la vía pacífica no podréis ganarle. Así que estáis obligados, por un lado, a desarrollar  vuestros planes y, por otro, a interpretar los movimientos de vuestros oponentes para contrarrestar los suyos.

De hecho, quizás la clave de Hansa Teutonica esté en la palabra “contrarrestar“.

Si todo el mundo sabe lo que está haciendo, la frase que más se repetirá en vuestras partidas será “no me dejáis hacer nada”.

Vamos a analizar brevemente algunas de las estrategias más usadas:

  1. Prisa: Consiste en ganar el control de las ciudades clave del tablero (las que permiten mejorar las capacidades del gremio), para recibir puntos de prestigio cuando vuestros oponentes reclamen esas Rutas, y forzar el final de la partida cuanto más rápido mejor. Por orden de interés, deberíais controlar: Göttingen (Actiones), Stade (Privilegium), Lübeck (Bursa), Groningen (Liber Sophiae) y Halle (Clavis Urbis).
    .
    Contra: Se contrarresta arrebatando el control de las ciudades al oponente y evitando mejorar las capacidades menos interesantes, para así no darle puntos. Pensad que la única capacidad que resulta imprescindible mejorar es Actiones. El Favor del Kontor Extra es un buen soporte a la hora de arrebatar el control sin tener que desarrollar demasiado nuestros  Privilegium.
  2. Monopolizar Actiones: Consiste en conseguir la tercera acción por turno (la primera mejora de Actiones) y bloquear al resto de jugadores para que no consigan su tercera acción. Al contrario que con Prisa, una partida larga os beneficia.
    .
    Contra: Romper el bloqueo cuanto antes. La acción de “Desplazar 1 Recurso de otro jugador” es básica, así como el uso del Marcador de Favor de “Eliminar 3 Recursos”.
  3. Ganar Favores: Consiste en conseguir tantos Marcadores de Favor como sea posible. Los Favores os proporcionarán ventajas interesantes sin necesidad de gastar acciones y supondrán puntos de prestigio al final de la partida. Sólo funcionará si vuestros oponentes no valoran los puntos de prestigio que suponen los Marcadores de Favor al final.
    .
    Contra: Conseguir los Favores antes que vuestro oponente o bloquearle las Rutas bonificadas.
  4. Monopolizar Coellen: Consiste en colocar vuestros Mercaderes en la tabla de bonificación de Coellen. Para utilizar esta estrategia necesitaréis desarrollar al máximo vuestro Privilegium y vuestro Liber Sophiae.
    .
    Contra: Colocar vuestros Mercaderes en la tabla o bloquearle la Ruta de Coellen.
  5. Encadenar el máximo de Kontors: Consiste en desarrollar vuestra Clavis Urbis y construir una cadena de Kontors considerable. Esta estrategia es la más versátil de todas ya que acepta cambios durante la partida. Pensad que no sólo recibiréis puntos de prestigio en función de la Clavis Urbis, sino también por el control de las ciudades (al reclamar las Rutas y al final de la partida). Alargar la partida os beneficiará.
    .
    Contra: Bloquear las Rutas cortas o controlar sus ciudades adyacentes para evitar el goteo de puntos al reclamarlas. Bloquear el avance de la cadena y (sobre todo) bloquear la Ruta de Halle.

La estrategia que mejores resultados suele dar es la Prisa. Esto no quiere decir que sea la más efectiva, sino que es la más utilizada y la que no suelen contrarrestar los jugadores novatos. Lo más normal es que se dejen llevar y participen en la carrera del desarrollo de capacidades, por lo que estarán ayudando involuntariamente al jugador que desarrolla la Prisa, dándole puntos de prestigio y precipitando el final de la partida (sobre todo en las Rutas que llevan a Göttingen). Es fundamental que no os dejéis arrastrar si no queréis perder.

Una partida de Hansa Teutonica normal debe consistir en contrarrestar continuamente los movimientos de nuestros oponentes. El jugador que comienza suele provocar la Prisa, variando al Monopolio de Acciones según cómo avance la partida. El resto suelen usar una de sus acciones para dificultar la estrategia de los que han jugado antes y la otra para desarrollar una estrategia propia. Será un toma y daca continuo.

En esta partida, al jugador verde se le han dado demasiadas facilidades

Esto es lo que puede llevar a pensar que Hansa Teutonica está roto, como comentábamos en las conclusiones de la reseña. De hecho, la partida se romperá fácilmente si los jugadores no entran en el juego de las contras, provocando (la mayoría de las veces) la victoria de la persona que antes controle Göttingen.

El próximo día, hablaremos de las dudas frecuentes.

¡Hasta pronto!

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: