Laboratorio de Juegos

Domingo, 1 May, 2011

Brass: La reseña

Filed under: Reseñas — Etiquetas: , — arusem @ 19:36

[··························································]
Brass, de Martin Wallace.
3 a 4 Jugadores
Partidas de ~150 minutos
Complejidad Media-Alta
[··························································]
Ficha en BoardgameGeek
[··························································]

(Partidas jugadas para la reseña: 7)

.

Martin Wallace es uno de los autores de juegos más reconocido a nivel mundial. Esto es gracias a que ha diseñado algunos de los juegos más alabados del panorama lúdico actual: Age of Steam, Struggle of Empires, Automobile, London

La biblioteca Tecla Sala tiene dos ejemplos bastante dispares de este autor: Toledo y Raíles. La diferencia entre ellos está en el público al que van dirigidos. Si bien Toledo se puede disfrutar por aficionados ocasionales, para disfrutar una partida de Raíles se requiere experiencia lúdica previa y cierta predisposición para enfrentarse a un juego de este nivel.

Brass, el juego que se incorpora al fondo de la biblioteca el próximo sábado, pertenece al segundo grupo. Brass es un juego que necesita “intención” por parte de los jugadores. Aunque no se usen mecánicas excesivamente complicadas, incluye un par de conceptos que no son demasiado intuitivos y que pueden hacer que los jugadores se agobien si no se toman la primera partida con calma.

Pasado el período de aprendizaje (un par de partidas), se descubre porqué este juego es uno de los mejores valorados de Martin Wallace.

La ambientación

El tablero de juego muestra algunas de las ciudades que fueron el motor económico del condado de Lancashire (Inglaterra) durante finales del siglo XVIII.

La industria que arrastró el desarrollo del condado en aquella época fue la industria del algodón. La necesidad de transportar las materias primas y las mercaderías contribuyó al desarrollo de las comunicaciones (primero por vía fluvial y más tarde por ferrocarril). La máquina de vapor modernizó las fábricas y provocó que la demanda de carbón se disparara. Los puertos bullían de actividad, los astilleros necesitaban hierro y carbón para construir barcos cada vez más grandes…

Era el nacimiento de la revolución industrial.

Detalle del tablero en la edición de White Goblin. Hacer click para agrandar.

Idea básica

A lo largo de la partida los jugadores construirán diferentes tipos de industria por todo Lancashire. Para colocar una industria sobre el tablero se tendrá que pagar el coste indicado en la loseta y transportar hasta ella el carbón o el hierro que la industria en cuestión necesite.

Cuando la construcción de una industria requiera algún cubo de hierro, deberemos cogerlo del tablero (o comprarlo al exterior). Cuando la construcción de una industria necesite carbón tendremos que transportarlo hasta la localidad donde pretendamos construirla, así que dicha ciudad debe estar conectada a una mina de carbón con existencias o a un puerto para poder comprarlo al exterior. Esto quiere decir que también tendremos que construir las conexiones necesarias para transportar el carbón de unas ciudades a otras.

Cada industria proporciona una cantidad variable de puntos de victoria al jugador que la construyó. El problema es que sólo proporcionará puntos cuando agote su producción, por lo que no bastará sólo con construir fábricas, también tendremos que dar salida al producto. Esto se representa girando la loseta de industria cuando se ha conseguido que trabaje a pleno rendimiento.

La partida se divide en dos épocas. En la primera época el carbón se transporta mediante canales fluviales. Pasado el ecuador de la partida, se dejarán de usar los canales (se retirarán del tablero, junto con el resto de industrias obsoletas) y se entrará en una época más moderna, en la que tendremos que construir industrias más desarrolladas y vías de tren para sustituir a los antiguos canales.

La partida termina después de la época del ferrocarril. El ganador será aquel que haya conseguido más puntos de victoria durante la partida.

Mecánica

Dada la cantidad de detalles importantes que ocupan el reglamento de Brass (podéis leer las reglas traducidas y varias ayudas aquí), sólo os daremos una idea somera del funcionamiento del juego. El día del taller en la biblioteca explicaremos todas las reglas con calma, no os preocupéis.

(saltaos esta parte si con la Idea Básica habéis tenido suficiente)

Cada jugador comienza la partida con 30£, su marcador de ingresos en 0£, y 8 cartas (repartidas al azar) en su mano. Además, delante suya tendrá todas las losetas de industria que podrá construir durante la partida. Las losetas estarán apiladas por niveles, de manera que se irán retirando de las pilas siguiendo un orden establecido.

Las losetas se irán cogiendo en orden, según su nivel. De manera que no podremos coger una loseta de nivel 2 antes haber retirado todas las losetas de nivel 1 de su mismo tipo.

El orden de turno en el que se juega puede variar cada ronda y viene determinado por la cantidad de £ que cada jugador ha gastado durante la ronda anterior. Jugarán primero aquellos jugadores que gastaron menos dinero. En la primera ronda, como podréis suponer, se determinará el orden al azar.

Al principio de cada ronda se repartirán los ingresos de cada jugador, que irán en función de su posición en la escala correspondiente.

Durante su turno, cada jugador podrá realizar 2 acciones (pedir préstamos, vender algodón, desarrollar industrias, construir conexiones y construir industrias). Llevar a cabo una acción siempre tiene unos costes fijos y unos variables. El coste fijo es igual para todas las acciones: descartarse de una carta; el coste variable irá en función de la acción que realicemos: será cierta cantidad de £, cierta cantidad de hierro y cierta cantidad de carbón (no siempre tendremos que pagar todos los costes variables, pero siempre nos tendremos que descartar de 1 carta).

Después de realizar las dos acciones (y de haber descartado 2 cartas), el turno pasa al siguiente jugador, que realizará también 2 acciones, descartándose de 2 cartas. Cuando todos han jugado su turno se determina de nuevo el orden en el que se jugará la siguiente ronda y se reparten 2 nuevas cartas a cada jugador.

De esta manera, se irá jugando una ronda tras otra hasta que no queden más cartas para repartir, momento en el que comenzará una cuenta atrás en la que los jugadores se irán quedando con cada vez menos cartas en su mano (8, 6, 4, 2 y 0) a medida que pasen los turnos. Al final de la ronda en la que todos los jugadores se quedan sin cartas en la mano se termina la época correspondiente y se reparten puntos de victoria en función de las industrias que cada jugador tenga giradas.

En la primera época las ciudades se conectan mediante canales. En la segunda época se conectan mediante raíles. Al final de la segunda época la partida acaba.

Dado que no existen ningún canal que una Wigan y Bolton, estas ciudades sólo podrán conectarse directamente en la segunda época, cuando comiencen a construirse vías de tren para transportar el carbón.

Las posibles acciones que cada jugador puede realizar durante su turno son:

  • Construir conexiones (canales o vías, dependiendo de la época): esta acción nos permite conectar ciudades para así poder transportar el carbón entre ellas.
  • Construir industrias: implica colocar sobre una ciudad del tablero la industria escogida. La loseta de industria se coloca boca arriba, indicando que aún no ha vendido su producción. Las minas de carbón y las fundiciones de hierro entran con un número variable de cubos sobre ellas. Cuando ya no queden cubos encima de una industria querrá decir que están funcionando a pleno rendimiento, así que las giraremos. Al final de la época nos proporcionarán puntos de victoria.
  • Vender algodón: si tenemos una fábrica de algodón conectada a un puerto, podemos vender su producción, lo que nos permitirá girar la loseta para que nos proporcione puntos de victoria al final de la época.
  • Desarrollar industrias: permite deshacernos de las industrias que no nos interese construir y descubrir otras más rentables.
  • Pedir un préstamo: podremos conseguir dinero en efectivo a costa de bajar en la escala de ingresos.

Algunos problemas en las primeras partidas

Una vez entendidos los conceptos generales, vamos con un par de detalles de las reglas que suelen causar problemas en las primeras partidas:

(saltaos esta parte si con la Mecánica habéis tenido suficiente)

Hay dos tipos de cartas:

  • Industria: con un dibujo del tipo de industria que representa la carta (algodoneras, minas de carbón, etc…)
  • Localización: con el nombre de una localidad de Lancashire en ellas y su localización en el mapa.

Las diferentes cartas de Industria y algunas cartas de localización

Como ya hemos comentado, todas las acciones requieren que os descartéis de 1 carta de vuestra mano. Pero hay una acción en especial que requiere que escojáis la carta que utilizaréis con detenimiento. Nos referimos a la acción de construir industrias.

La acción de construir industrias permite coger la loseta superior de una de las pilas de industria y colocarla sobre el tablero. El coste fijo será descartarse de 1 carta y el variable el que indique la loseta de industria que escojamos. Si nos descartamos de 1 carta de localización podremos construir la industria en la localidad que indique la carta. Si nos descartamos de 1 carta de Industria, sólo podrá ser del tipo de industria escogida, y sólo podremos colocar la loseta en una localidad a la que estemos conectados (mediante nuestros canales o mediante nuestras vías).

Dando por supuesto que la localidad que escojamos permita la construcción de ese tipo de industria, claro.

Además, si la industria necesita carbón, la localidad donde construyamos deberá estar conectada a una fuente de carbón, o a un puerto para poder transportar el carbón hasta nuestra fábrica desde el extranjero (denominado genéricamente “el mercado distante“).

Tener claras las localidades donde podremos construir con las cartas que tenemos en la mano es fundamental.

Para construir la "carbonera" de nivel 1 en Manchester pagamos 5£ y nos descartamos de la carta Manchester. La "carbonera" de nivel 1 entra en juego con una producción de 2 cubos de carbón.

Para construir la algodonera de nivel 1 en Warrington & Runcorn pago 12£ y me descarto de una carta de fábrica de algodón. Si hubiera tenido la carta de localidad correspondiente me habría ahorrado el tener que construir el canal que une Manchester con Warrington & Runcorn.

El otro aspecto problemático que suele costar entender es el canal virtual de Birkenhead.

Entre Liverpool y Birkenhead existe un canal que puede ser utilizado por cualquier jugador a la hora de considerar si está conectado a la localidad o no. Es decir, si estamos conectados a Birkenhead con una vía de nuestra propiedad, se considera que también estamos conectados a Liverpool (y viceversa).

Sin embargo, este canal virtual sólo se usa para determinar si estamos conectados a la localidad o no. No se puede usar para transportar carbón por él. Es decir, que si queréis construir un astillero en Birkenhead, debéis transportar el carbón a través de la conexión que une Birkenhead y Ellesmere Port. Igualmente, si queréis construir un astillero en Liverpool, deberéis llevar el carbón a Liverpool por algún medio que no sea usando el canal virtual.

La ventaja de esta conexión virtual es la de poder construir el astillero de Birkenhead con una carta de industria de astillero si estáis conectados a Liverpool (transportando el carbón por la vía que une Birkenhead a Ellesmere Port, aunque no sea vuestra).

El jugador verde construye el enlace entre Birkenhead y Ellesmere Port, lo que aprovecha el jugador amarillo para construir el astillero en Birkenhead. Lo hace usando una carta de Industria (ya que se considera que está conectado desde Liverpool gracias al canal virtual) y transportando el carbón desde una mina de Wigan.

Nuestra opinión

Brass es un juego impresionante que suele convencer a los amantes de los juegos “duros”.

Aunque pueda parecer complejo y desoriente al principio, lo mejor es, como recomienda el autor, dedicar la primera partida a entender las mecánicas: comenzar construyendo industrias que no dependan del carbón y pasar a instalar nuestras minas y fundiciones una vez creada una pequeña red de conexiones.

Sería deseable que vuestros oponentes se adapten a vuestro ritmo en las primeras partidas. Para ir aprendiendo poco a poco. Una vez alcanzada cierta soltura, podemos repetir y buscar estrategias más rentables: intentar voltear industrias de nivel 2 antes del fin de la fase de canales, buscar el momento en el que podemos sobre-construir las industrias de vuestros rivales, identificar la estrategia del oponente para pararle los pies a tiempo, sabe valorar cuándo es necesario combinar 2 acciones en 1…

El juego funciona muy bien con 3 y 4 jugadores. Además, aunque no esté pensado para ser jugado a 2, existe una variante que permite jugar en pareja y que no defrauda en modo alguno.

Otra de las virtudes de Brass es que supone todo un reto ir adaptándose turno a turno a las acciones de nuestros rivales. El hecho de tener en la mano las cartas que jugaremos en los próximos 4 turnos hace que podamos intentar la planificación y adaptar nuestra estrategia a la evolución de la partida o a las cartas que vamos robando. De esta manera, aunque la estrategia adoptada no sea la correcta para ganar, el hecho de ir cumpliendo poco a poco los objetivos que nos hemos marcado resulta de lo más satisfactorio.

Más opiniones

  • des06 escribió una impresionante reseña de este juego en la bsk.
  • También en la bsk se publicó una anti-reseña, con argumentos a favor y en contra de este clásico.
  • Martin Wallace permitió que fenolin colgara en su web un rediseño del juego con todo lo necesario para que os fabriquéis vuestro propio Brass.
  • Jordi Ferrer diseñó un mapa para poder jugar a Brass en otra ambientación: Catalunya.

Brass se incorpora a la colección de la biblioteca Tecla Sala el próximo 7 de mayo. En esta ocasión, dada la complejidad del juego y su duración, sólo moderaremos una partida. Será a partir de las 16:00 y esperamos tener tiempo de sobra para explicarlo con calma. Aún quedan plazas libres, por si estáis interesados.

Aunque, como siempre, si no podéis venir el próximo sábado, poneos en contacto con nosotros y buscaremos un hueco para enseñaros a jugar. 😉

Hasta pronto!

Anuncios

10 comentarios »

  1. Juegazo y reseñazo!

    Me encanta este juego, aunque por desgracia sólo he podido jugar 3 partidas, pero han sido todas brutales!

    Un saludo!!

    Comentario por Lethan — Domingo, 1 May, 2011 @ 21:16

    • Brass es de esos juegos que nunca defrauda.
      Un abrazo Lethan!

      Comentario por Ludo Tecla — Lunes, 2 May, 2011 @ 10:05

  2. Muy buena reseña y me alegro de que este juegazo entre a formar parte del fondo lúdico de la Tecla. Yuhuuuuu¡¡¡¡ Si es que estais provocando que los jugones habituales de la Tecla seamos cada vez más del morro fino. Y en esa evolución tenia que entrar el Brass si o si.
    Nos vemos el sábado¡¡¡

    Comentario por ilion — Lunes, 2 May, 2011 @ 19:00

    • Bueno, la verdad es que lo habíais pedido tantas veces que al final ha habido que comprarlo y programar la sesión. 😉

      A disfrutarlo!

      Comentario por Ludo Tecla — Lunes, 2 May, 2011 @ 19:09

  3. Intentaremos asistir al gran evento!! Nada mejor para quemarse las cejas un sábado por la tarde que un euro durillo… La mayoría de estos no nos llegan a comarcas (sic!).

    Además que ya tenía yo ganas de probar algun Wallace de una vez con tanta publicidad.

    Comentario por Arnau — Martes, 3 May, 2011 @ 08:36

    • Fantàstic!

      De seguida que tingueu segur que vindreu fes-nos un correu i avisa’ns de la gent que sereu. Si és el vostre primer Wallace i comenceu pel Brass, de segur que no serà l’últim.

      Comentario por Ludo Tecla — Martes, 3 May, 2011 @ 09:12

  4. Suponía que sería sesión única a las 16:00, pero como me dijiste vía Twitter que quizá habría otra persona explicando el juego pensé que a lo mejor tú empezabas a las 16:00 en una mesa y el/la otr@ “explicador” empezaba en otra mesa más tarde para dar cabida a la cantidad de personas interesadas en aprenderlo y jugarlo (felicidades por el éxito de pre-inscripciones!!!).

    Yo si es a las 16:00 me borro, ya que estaré celebrando mi cumpleaños en familia y me da que si me piro para estar a las 16:00 en L’H les voy a dejar con el pastel en la mesa… y como que queda feo. 😀

    Si vas a Granollers allí podemos volver a intentarlo (si te parece bien). Merci por todo, incluso por la pequeña “bronca” :-D. Tienes razón, tengo que leer más tu excelente blog (sigo siendo un pelota!).

    Por cierto, en el TAST DE JOCS de Manresa, me hablaron muy bien de tu adaptación Cthulhiana del Fresco.

    Un abrazo y hasta pronto!!! Por cierto, te debo todavía un DVD que tengo por aquí preparado, a ver si es en Granollers o en el taller de Troyes.

    Comentario por Miquel Jornet — Miércoles, 4 May, 2011 @ 14:57

    • Hola Miquel,

      No era una bronca hombre. Era un guiño para forzaros a leer más allá del primer párrafo, o de los 140 caracteres twitteros, porque al final de la reseña ya explicábamos los motivos por los que, en esta ocasión, sólo hemos programado una partida moderada.

      Básicamente, que iríamos demasiado apretados de tiempo si hiciéramos 2 partidas con sus respectivas explicaciones.

      Desgraciadamente, la biblioteca no estará representada en Granollers este año (el calendario no es propicio). Pero consúltanos el día que puedas venir a aprender a jugar a Brass y miramos a ver si hay posibilidad de cuadrar horarios.

      Ah!, y felicitaremos al moderador en tu nombre por la adaptación Fresco-Cthulhu. 🙂

      Un abrazo.

      Comentario por Ludo Tecla — Miércoles, 4 May, 2011 @ 17:42

  5. Bueno, pues vamos allá con la primera partida de Brass… veo que al principio es un poco lioso el reglamento, ¿no? Pero por lo leído por ahí la cosa promete…

    Gracias por las aclaraciones!

    Comentario por Clu Amatent — Jueves, 1 Nov, 2012 @ 12:30

    • A ver si os gusta. Nosotros lo tenemos en la cumbre de los juegos. Además, lo bueno que tiene es que, si os gusta, aguantará todas las partidas que sean necesarias.

      Suerte con el canal virtual de Birkenhead! 😉

      Comentario por Ludo Tecla — Viernes, 2 Nov, 2012 @ 16:18


RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: