Laboratorio de Juegos

Miércoles, 13 Jun, 2012

Poseidon: La Reseña

Filed under: Reseñas — Etiquetas: , , , — arusem @ 10:14

Poseidon, de Helmut Ohley y Leonhard Orgler.
Arte de Klemens Franz | atelier 198.
2 a 5  jugadores.
Partidas de ~180 min.
Sábado, 16 de Junio, de 16:00 a 20:45.
Biblioteca Central Tecla Sala, l’Hospitalet de Llobregat

Página en BoardgameGeek.
Página de la editorial.

.

Poseidon contiene la mayor parte de los fundamentos de los juegos tipo 18xx condensados en una duración de partida relativamente corta y ambientado en la antigua Grecia. Cada jugador representa a una familia que trata de multiplicar sus riquezas consiguiendo licencias para transportar mercancías a través del mar Jónico.

Algunos conceptos clásicos 18xx, como las compañías, directores generales y participaciones, se adaptan al periodo histórico de Poseidon. De manera que durante la partida hablaremos de Naciones, Reyes y Licencias Comerciales. Sin embargo, seguramente os resultará difícil explicar las reglas de este juego sin pronunciar palabras como “compañía” o “acciones”.

El juego desplegado, a punto de terminar una partida a 2 jugadores

Un vistazo a las reglas

Una partida de Poseidon consiste en una sucesión de Rondas Mercantiles y de Exploración.

Durante las Rondas Mercantiles los jugadores utilizan su dinero para comprar o vender Licencias Comerciales de las naciones del mapa o para convertirse en Reyes de las naciones que aún no hayan entrado en juego.

Durante las Rondas de Exploración, los Reyes de cada una de las naciones (los jugadores que poseen mayor número de Licencias Comerciales de la nación) pueden construir Puestos de Comercio fuera de su capital y enviar a la flota de su nación para comerciar en ellos.

La partida termina después de 11 Rondas de Exploración o cuando uno de los jugadores se declara en bancarrota. El jugador que más dinero tenga acumulado (sumando su efectivo y el valor de sus Licencias Comerciales) gana la partida.

Rondas Mercantiles

Los protagonistas de estas rondas son los jugadores y operan con su dinero. Se juega en sentido horario a partir del jugador inicial.

En estas rondas los jugadores pueden comprar y vender Licencias Comerciales del mercado libre (con ciertos límites) y convertirse en Reyes de las naciones que todavía no hayan entrado en juego.

Cuando un jugador decide convertirse en el Rey de una nación, su primera obligación consiste en sacar al mercado libre algunas Licencias Comerciales de su país. También debe elegir un nivel de prestigio para su nación y comprar, al menos, la mitad de las Licencias Comerciales que la nación ha sacado al mercado libre.

La nación recibe tanto dinero (de la banca) como Licencias sacara al mercado. Este dinero formará la Tesorería de la nación.

El jugador paga con su dinero (a la banca) las Licencias que adquiere.

Las naciones sin rey esperan a que un jugador las elija para entrar en la partida

Rondas de Exploración

Las protagonistas de estas rondas son las naciones y operan con el dinero de sus Tesorerías. Se juega en orden de prestigio.

Al principio de las Rondas de Exploración se activan las cartas especiales que se compraron en la Ronda de Poseidón (ver más abajo). A continuación, el Rey de la nación pueden colocar nuevos Puestos de Comercio en localizaciones del mapa. Estas localizaciones tienen un valor asignado que representa la rentabilidad del lugar. A mayor valor, mayores beneficios. Después de establecer nuevos puestos comerciales, el rey debe gestionar su flota.

La flota comercial de la nación está compuesta de un máximo de tres embarcaciones. Si el rey quiere, puede enviar a su flota a visitar los puestos comerciales de su nación. Cuando la flota visita uno de sus puestos, los jugadores que posean Licencias Comerciales de la nación cobran el valor de la localización por cada una de las licencias que posean. Si la flota visita Templos (y la nación realiza un donativo), también podrán recibir un beneficio.

En la primera fase, la flota de Larissa sale del puerto natal y visita Skopelos (3), el templo de Athos (2), Olynthos (3) y el templo de Olymp (5). Cada Licencia de su nación cobrará la cantidad entre paréntesis.

Si el rey de la nación decide que la flota no salga a comerciar, será la Tesorería de la nación la única que reciba beneficios.

La distancia a la que puede operar la flota varía en función de la tecnología de los barcos que la integran. Mientras más avanzada sea la flota, más distancia podrá recorrer y los beneficios que repartirá a los dueños de las Licencias Comerciales serán mayores. Además, siempre que la nación envía a la flota y reparte beneficios, su prestigio aumenta.

Si la nación no tiene flota, está obligada a comprarla (usando los recursos de su Tesorería).

A medida que se desarrolla la partida, la aparición de barcos más avanzados provoca la obsolescencia de las embarcaciones más antiguas, por lo que las naciones deben renovar su flota adquiriendo barcos más competitivos. Si la nación no tuviera bastante dinero para comprar embarcaciones, podrá vender al mercado libre las Licencias Comerciales que aún tenga. Si con eso no tuviera suficiente, el rey de la nación deberá hacerse cargo de la compra de los nuevos barcos. Y si el rey de la nación no tuviera suficientes recursos para hacerse cargo, entraría en bancarrota.

Durante las rondas de exploración, los reyes de las naciones también pueden retirar dinero de la tesorería de la nación para su uso personal (ejem).

La nación de Esparta tiene una flota de alcance 7 y apenas le quedan 75 táleros en la Tesorería

Ronda de Poseidón

Esta ronda especial sólo se lleva a cabo una vez, al principio de la partida, y sirve para que los jugadores compren 1, 2 o 3 cartas especiales (dependiendo del número de jugadores). Estas cartas pertenecen en exclusiva a los jugadores que las compran y proporcionan a su dueño algunas ventajas.

Al principio de cada una de las rondas de exploración, los jugadores deben elegir entre cobrar una cantidad (que varía según la fase del juego) o usar la ventaja que le proporciona la carta. Una vez usada la ventaja, la carta se retira de la partida (excepto la carta de Poseidón). Dado que algunas cartas no son baratas, es interesante esperar un poco para usar las ventajas, y así recuperar parte de la inversión en cada ronda de Exploración.

Las cartas especiales son:

  • Liga de Delos: no proporciona ingresos en las fases de exploración, pero permite doblar el valor de un puesto comercial de manera permanente.
  • Troya, Cnosos y Micenas: estas tres cartas permiten colocar un puesto comercial en localizaciones específicas (y prohibidas para todos los jugadores que no posean la carta correspondiente).
  • Poseidón: Permite doblar el alcance de la flota de una nación una vez por cada fase.
  • Arconte: El dueño de esta carta puede coger 1 licencia comercial disponible en el mercado libre.

Las cartas especiales

Aspectos tácticos

Poseidon contiene un par de aspectos muy tácticos que obligan a planificar con cuidado nuestros movimientos.

El primero de ellos es la obsolescencia de la flota. A medida que se van construyendo nuevos tipos de barcos, las flotas pueden llegar más lejos. Pero llega un punto en el que las embarcaciones antiguas dejan de usarse porque se han visto superadas por las nuevas naves. Esto se traduce en que, cuando alguna nación compra el primer navío de nivel 4, todos los de nivel 2 se retiran de la partida. Esto puede provocar que alguna nación rival se quede sin flota, viéndose forzada a comprar nuevas embarcaciones al final de la siguiente ronda de exploración (en la cual no habrá podido enviar su flota a comerciar, ya que no disponía de barcos).

Además, este punto de inflexión marca el cambio de fase en la partida. A partir de la compra del primer barco de nivel 4, se considera que la partida se juega en la fase 2. En esta fase se permite colocar 2 puestos comerciales en las localizaciones que los admitan, bajan los beneficios que se reciben cuando no se usan las cartas especiales, suben las cantidades que los reyes pueden retirar de las tesorerías nacionales, se permite la compra de embarcaciones entre naciones, etc.

La fase 3 comienza en el momento en que se compra el primer barco de nivel 6, lo que provoca que salgan de la partida los barcos de nivel 3 (y comienza la fase 3). Cuando la primera embarcación de nivel E se incorpora a una flota, los barcos de nivel 4 desaparecen (y comienza la fase 4).

Todo este conjunto de cambios puede ocasionar que algún Rey se encuentre en dificultades si su Tesorería nacional no dispone de suficientes recursos para comprar la nueva flota.

El segundo aspecto no es tan determinante como en otros juegos 18xx, pero puede dar más de un susto. Se trata del prestigio de las naciones.

En las rondas mercantiles, cuando un jugador vende licencias al mercado libre, cobra en función del prestigio de la nación. Pero, si cualquier jugador vende licencias de la nación sobre la que manda, el prestigio bajará (si el mismo rey no confía en su propia nación, algo raro pasa). Esto puede provocar que el resto de jugadores que tuvieran licencias de esa nación, vean cómo pierden su valor. Además, cuando un jugador vende licencias de una nación de la cual es rey, comienzan las suspicacias. ¿Lo está haciendo para hundir el país y traspasar la flota a otra nación de la cual es también rey? ¿Es un farol para obligarnos a vender nuestras propias licencias y así comprarlas a un precio más bajo? ¿Quiere deshacerse del exceso de licencias para potenciar más otra nación? ¿Qué otra nación?

No hace falta decir que la última ronda mercantil suele ser bastante movida, por lo que no está de más planificarla con antelación y prestar atención a cuántas rondas nos quedan antes de poder actuar.

Controlar continuamente en qué momento de la partida estamos, y lo que queda, es fundamental

Nuestra opinión

Lo más destacable de Poseidon es que se necesitan varias partidas para explorar las posibilidades del juego. Esto no quiere decir que sea complicado jugar (las reglas son muy sencillas), sino que es complicado ganar. Al menos ganar y que no sea de casualidad. 😉

Como ya hemos comentado en alguna conversación en la biblioteca, el grado de dificultad de Poseidon no está en las reglas sino en la planificación de rondas. Prever los cambios de fase, anticiparse a los acontecimientos, vislumbrar las posibilidades de las naciones para comprar sus licencias cuando están a un precio asequible… Ahí es donde está la dificultad.

Es un juego muy recomendable para comenzar en el mundo de los 18xx ya que Poseidon no permite estrategias excesivamente agresivas y podéis centraros en hacer crecer vuestra nación sin que os pongan en demasiados apuros (sólo los justos).

Un gran juego, vaya.

Más información

Estaremos enseñando a jugar a Poseidon el próximo sábado, a partir de las 16:00, después de la ceremonia de clausura de la temporada y el reparto de premios de la LligaTS.

Hasta pronto!

Anuncios

6 comentarios »

  1. Hola, chicos de Ludo Tecla!

    Menuda pedazo de reseña! enhorabuena! Las fotos son muy chulas. 🙂

    Probé Poseidon hace muy poco, después de haber jugado ya a varios 18XX, y me sorprendió gratamente. Me gustó mucho cómo se han abstraído algunos aspectos de los tradicionales 18XX como por ejemplo la construcción de vías: en Poseidon es mucho más sencillo pero mantiene la tensión por ocupar los mejores sitios.

    La decisión de cuántos mercaderes dejar en el reino y cuántos en el “bank” también me gustó mucho.

    Y su duración es muy buena para que jugadores que quieran iniciarse.

    A pesar de ya tener el Steam over Holland (mi 18XX de iniciación preferido) creo que también caerá Poseidon.

    Un saludo y felicidades por la reseña!!

    Comentario por cartesius — Miércoles, 13 Jun, 2012 @ 14:26

    • Lo de calcular la cifra de potenciales que dejas en la nación también nos ha traído de cabeza a nosotros en alguna partida. En las próximas que juguemos nos gustaría investigar si es posible hundir alguna nación dejándola sin potenciales y traspasar todo su dinero a otra (comprando algún barco que esté a punto de caducar). Aunque nos da la sensación de que costará mucho esfuerzo (porque se verán las intenciones desde lejos), pero debe ser divertido intentarlo.

      Es lo bueno de estos juegos, que siempre te quedan ganas de jugar otra partida para intentar estrategias nuevas.

      Gracias por leernos Cartesius. Es todo un placer que una leyenda viva nos visite. 😉

      Comentario por Ludo Tecla — Miércoles, 13 Jun, 2012 @ 14:49

  2. Para mi un juegazo. A mi me encantan los 18xx y este Poseidon es un juego ya apartandonos de 18xx un juego entretenido y vibrante

    Comentario por mecomouna — Miércoles, 13 Jun, 2012 @ 16:00

    • Además, se puede jugar en unas tres horas. Algo que se agradece cuando no dispones de toda la tarde.

      Un abrazo mecomouna. Y felicidades por vuestro blog!

      Comentario por Ludo Tecla — Miércoles, 13 Jun, 2012 @ 16:04

  3. Felicitaciones por la reseña…..me lo tengo que conseguir de todas maneras

    Comentario por Francisco — Domingo, 11 Nov, 2012 @ 16:29

    • Gracias a ti por comentar. 🙂

      Comentario por Ludo Tecla — Domingo, 11 Nov, 2012 @ 19:35


RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: